5 Maneras de eliminar el Warping en tus impresiones.

A medida que profundizamos en la impresión de objetos en tres dimensiones, empezamos a observar que al lanzar objetos con tamaños ya considerablemente grandes, no nos resulta tan sencillo como parecía.

Problemas como: capas que no se adhieren correctamente entre si, impresiones que se deforman creando una bola inmensa de plástico, u objetos que se separan de la base de impresión, son problemas muy comunes, pero con relativa sencillez a la hora de darles solución, evitando de este modo que una marea de plástico vaya directo al bote del deshecho.

Iremos desgranando uno a uno las posibles soluciones y contras al respecto, pero en esta ocasión empezaremos pos los objetos que se despegan de la base, o como es más conocido en el argot profesional el Warping.

¿Por qué sucede el Warping?:

La explicación a este síntoma es muy sencilla, a medida que avanza capa a capa nuestra impresión, el plástico que ha sido sometido a una temperatura considerable para ser fundido, se contrae levemente al perder rápidamente temperatura, esta contracción hace que objetos relativamente grandes para nuestros equipos de impresión despeguen alguna de sus esquinas, dando al traste con toda la impresión. El resultado son objetos curvados o completamente deformados. Es un problema común en diversos materiales, aunque en esta ocasión trataremos como solucionarlo con los más habituales, como son el ABS o el PLA.

Sabiendo los motivos por los que ocurre, seguro que ya se os han ocurrido posibles soluciones, no obstante os explicamos como lo solucionamos nosotros.

  • Atención a las corrientes de aire.

Es un problema común en máquinas que carecen de carenado, especialmente en invierno, una pequeña corriente de aire frío puede darte al traste con la impresión, observa las posibles corrientes de aire, evitando estas en la medida de lo posible. Cuando hablamos de corrientes de aire, estas pueden venir desde la misma máquina o desde el exterior en un cambio de temperatura al abrir una puerta de una sala. Estas también suelen dar muchos problemas en la unión entre capas.

  • Revisa la temperatura de tu base caliente si dispones de ella.

Si utilizas ABS para la impresión, una temperatura entre 90º y 100 ºC debe ser suficiente para que se adhiera correctamente, no obstante en ocasiones esta no es suficiente para mantener el objeto firmemente anclado y necesitamos de otros métodos para que se fijen las esquinas.

  • Prueba con diferentes materiales sobre tu base.

Cinta Kapton, cinta de Carrocero, son materiales que dan buenos resultados en el PLA, aunque en ocasiones demasiado buenos. La cinta Kapton suele quedarse pegada al objeto al igual que la cinta de carrocero, por lo que nos obliga a andar sustituyéndola continuamente, con lo cual deja de ser práctico este método si necesitamos hacer muchas impresiones seguidas.

Otra opción para el ABS es utilizar una mezcla de este material con Acetona, creando una especie de pasta que untaremos en el cristal de impresión. Esta opción da resultados excelentes, tanto, que puede llegar a estropearnos el cristal de impresión si tenemos mucha prisa en poner el próximo objeto a imprimir.

  • Utiliza las opciones de tu software de loncheado.

Una solución rápida aunque no tan conocida, es utilizar las características propias de tu software de loncheado. En Cura, por ejemplo, disponemos de la opción Brim la cual nos proporciona un perímetro extra en la primera capa de impresión, esta, aporta un agarre extra para tus objetos. Aunque proporciona unos resultados excelentes, tiene la contrapartida de una ver realizada la impresión, debemos de eliminar manualmente este añadido a la pieza, por lo que nos obliga a dar un acabado manual a la impresión y el consecuente desecho.

  • Utiliza productos específicos para la impresión 3D.

Por último la reina de la parroquia, existen productos en el mercado a base de fijadores, como la 3DLac o anti warping’s. Estos dan un resultado excelente, proporcionando la fijación justa en el momento justo y soltando la pieza con tan solo dejarla enfriar un poco. Estos son productos específicos para la impresión 3D, que no producen olores, aunque a nosotros siempre nos ha acompañado la Nelly.(Cuestión de gustos). 🙂

 

A medida que vayas realizando impresiones, observaras que, en función de la idiosincrasia del objeto, este se comporta de una manera u otra sobre la base de tu impresora, por lo que la experiencia te guiará en cual es la mejor opción para el objeto que vas a imprimir, optado por una práctica u otra en función de tus necesidades.

¿Conoces alguna técnica que no esté incluida aquí? Te invitamos a que la compartas con todos nosotros.

Un saludo y que el warping jamás vuelva a parar tus impresiones.

wraping.jpeg

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.