Hola amigos,

hace unos días nos hacíamos eco de una gran noticia, como narra el título del post: una impresión en 3D ha salvado la vida de un niño con un tumor alrededor del estómago.

Todo esto ocurrió en el hospital San Joan de Déu en Barcelona, tras varios intentos fallidos de operación. En vez de desistir, los médicos decidieron trabajar en el caso del pequeño para poder operarlo y proporcionarle al niño una vida saludable.

Y así lo hicieron: crearon una maqueta, vasos sanguíneos, órganos y el tumor, utilizando dos tipos distintos de resinas, uno para el tumor, translúcido y más blando simulando el tejido malo y otro para las partes vitales. Con ello, y después de días de simulación y práctica, estos maravillosos doctores han podido salvar la vida del pequeño de 5 años, creyendo así que es posible que no vuelva a entrar en quirófano.

Cabe remarcar que, la impresión en cuestión, se hizo en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), en fundación CIM.

Increible, ¿verdad? Pues esto es solo el comienzo. Los doctores del hospital van a ampliar el proyecto a varios casos más, con ello, conseguirán salvar vidas y avanzar en la medicina con algo jamás pensado: la impresión 3D.

Ahora, a todos aquellos escépticos, ¿Seguís pensando que la tecnología 3D sirve para crear juguetitos? Nosotros no lo creemos. Y la medicina, tampoco.

Fuentes: 20Minutos      —      El periodico

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.