Tras la publicación de la semana pasada “Diseñando objetos para la impresión 3D” muchos de vosotros nos preguntasteis acerca de qué era aquello del software de laminado y para que se utilizaba. Realmente es el proceso principal para una impresión de calidad, y aunque sea un proceso que no es necesario conocer si no quieres dedicarte a imprimir piezas, siempre esta bien conocer como es posible que una impresora 3D  genere una objeto físico.




El software de laminado:

loncheadoAsí es, básicamente este software lo que realiza es un corte minúsculo de la pieza a imprimir. Pero no un corte cualquiera. Este realiza un corte micrométrico de la pieza, descomponiéndolo en cientos de capas cuidadosamente alineadas, para posteriormente y con la imagen generada de esta capa, generar el camino que el cabezal de impresión de nuestra impresora 3D, “El Hotend”, realizará para depositar en el lugar que corresponde la cantidad de plástico necesaria para conformar el objeto. Si repetimos este proceso a lo largo de todo un objeto, finalmente obtenemos la figura que queremos crear.

Los actuales programas de laminado permiten diferentes opciones de composición, tal como la cantidad de relleno que queramos, la resolución final del objeto, generar los materiales de soporte necesarios para que la impresión se realice correctamente y nuevas características que día a día se van incorporando a este mercado en plena expansión.

Existen muchas opciones donde elegir, gran parte de ellas con licencias OpenSource. Al igual que otras privativas que incorporan las principales compañias de equipamiento de impresión.

¿Que nos traerán mañana?

Es toda una incógnita, pero esperamos poder dar respuesta muy pronto a cuestiones como esta.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.